¡África!


Fascinado con lo que vi, cabreado con lo que vi y no fotografié, frustrado con lo que no pude ver. Son tantas las imágenes que te dejan huella en África que es imposible hacer una selección, así que he preferido hacer un collage con unas pocas. El ejercicio consiste en mirarlo durante unos segundos, y luego cerrar los ojos e imaginar ...
Puedes ver algunas a mayor tamaño aquí, en Facebook, o aquí, en Photoshop.

Comentarios

  1. ¿Por qué la fotografía? Los sentidos "imprimen" la información solo durante un instante; es como la memoria RAM de un ordenador, en cuanto apagas, desaparece. Y la memoria, por lo menos la mía, no es precisamente un disco duro, o sí lo es, es de poca capacidad, y continuamente la información nueva sobreescribe y tapa a la vieja. La fotografía, en cambio, es capaz de guardar con la imagen todas las vivencias que la acompañan, sirve para evocar recuerdos, retocados con el Photoshop de nuestro cerebro, pero consigue recuperar la información perdida de la memoria. Para mi la fotografía es algo compulsivo, y algo triste también, ligado al proceso del envejecimiento: "¿y si fuera la última vez que...?"

    ResponderEliminar
  2. Oye, a veces pienso que la fotografía no es más que un instrumento para que el hombre se plantee las grandes cuestiones de su existencia y de la existencia de su entorno. Te voy a pedir aquel libro de Sontag, no sé si lo leíste, leí unas 30 páginas y tenía muy muy buena pinta!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario