Niños del Nilo II

Madre e hijo, o también podríamos decir niña-madre y niño-hijo. Él mira atentamente al fotógrafo (no mires tanto, pequeño, solo soy uno de tantos extraños irrumpiendo en tu intimidad), mientras ella le mira a él orgullosa, es su ilusión cumplida, la prueba evidente de su femineidad y de su mayoría de edad. ¿Cómo no va a querer mostrarlo?


Comentarios

  1. ¡Preciosa imagen! La técnica es impecable y el momento delicioso. Enhorabuena.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario