Anciano en Egipto

Estamos en un templo egipcio, rescatado de las aguas cuando se construyó la gran presa de Aswan. La temperatura ronda los 50º C, y la humedad en el interior del templo hace el ambiente casi insoportable. Un anciano de aspecto frágil, turista británico, parece a punto de desplomarse empapado en sudor, con la cabeza gacha, la mirada perdida y la espalda apoyada en una pared. Junto a él su cuidador, un joven egipcio que acaba de soltar el brazo del anciano para secarse la frente.


Comentarios

  1. Compartiendo el sudor – versión alternativa:

    Estamos en Clarksdale, Mississippi, donde el viejo Huck Finn reflexiona, mirando al suelo, cuánta es la vida y la muerte que puede llevar un río en su caudal. A su lado está Jim, el esclavo prófugo, que bajó el río con Huck en una balsa buscando la libertad.

    Lo que hace enorme a la fotografía es que una imagen determinada podría ser testimonio de infinitas escenas, y la historia real es tan sólo una de las posibles.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario